Warning: A non-numeric value encountered in /homepages/9/d388756279/htdocs/fwdss_2015/wp-content/themes/Divi/functions.php on line 5752

Esta expresión canaria significa, paso a paso, poco a poco. Así ha sido la segunda etapa. Con la experiencia de ayer, casi todos los corredores han salido mucho más conservadores que ayer. Desde el cabeza de carrera, Penbin (el chino), hasta los corredores más retrasados. La mañana se presentaba bastante fresca, los corredores salían de sus casetas algo doloridos pero con ánimos para afrontar una etapa más. No cabe duda que cada uno sabe donde está y cuál es su papel.

Ruymán afronta la carrera con la misma filosofía que el día anterior, mantenerse corriendo todo lo posible pero sin excesos. La siguiente etapa es la larga y quiere llegar en las mejores condiciones posibles. No se puede permitir afrontar 84 kilómetros con dolores o sobrecargas. Así pues, siguiendo su plan, al golpito…

En cuanto a Rafa, estando segundo, no tiene nada fácil tomar decisiones. Aunque es verdad que la primera etapa le proporcionó mucha información y le advirtió severamente de los posibles fallos que podía cometer si se excedía, debía decidir si arriesgar un poquito y seguir con un ritmo alegre o reservarse para ahorrar energías.

La mañana se levantó fría y muy nublada. Eso está bien. El calor sofocante o el exceso de sol en la piel de los corredores no es bueno. No era para abrigarse, pero estaba fresquita la cosa. Ruymán siempre tiene tiempo de charlar con el resto de corredores, no le importa si son alemanes, daneses o del quinto pino.

Momentos antes de la salida, siempre pregunto por estrategia, pasos a seguir, ritmo de la etapa y una serie de cosas que me ayudan para poder seguir a los corredores por todo el recorrido y saber más o menos los tiempos de paso por cada check point para estar ahí. En esta ocasión, y viendo lo ocurrido la etapa anterior, se me ocurre decirle: “al principio con cabeza hermano, al golpito…” A lo que me responde: “¡ni de coña!, precisamente al principio me tengo que asegurar de estar en el grupo de cabeza, correr un poco más rápido que los demás para poder llegar a los CP sin tener que esperar colas, para poder afrontar la subida sin tener ningún corredor más lento por delante mía”. Efectivamente, eso era lo más inteligente que podía hacer. Recuerdo que en la Transalpine, con muchas subidas prolongadas, las filas indias que se formaban eran desesperantes. No podías adelantar y tenías que seguir el ritmo del dominguero de turno que te tocase delante. Así pues, metiendo un poco de codos, se consigue poner en la primera fila de la salida junto con los líderes de la carrera.

 

La carrera se desarrolló aparentemente siguiendo lo esperado. A diferencia de la anterior, en esta se encontraron con una fuerte pendiente de 2 kilómetros. El tiempo tornó a bastante caluroso y subió la temperatura muy rápido. Fue muy duro para los corredores afrontar una carrera con tanto calor. Después de esta pendiente se dieron los primeros 4 abandonos.

Rafa notó un poco el sobreesfuerzo del primer día, pero pronto se encontró mejor y fue ganando calidad de carrera.

Ruymán por su parte, empezó muy cansado, con la cara un poco apagada. Desde lejos ya podía ver cómo estaba sin que me dijese nada, parece que lo conozco de toda la vida… En esos momentos intento no volverle loco, un par de palabras de ánimo, saber cómo está y poco más. En los CP está muy atareado recargando bebida y haciéndose los mejunjes con los polvitos dichosos.

La siguiente vez que lo ví ya traía otra cara. Como siempre, sonriendo, diciéndole cosas a los comisarios y echándose unas risas. Me encanta cuando sale del CP y después de acompañarlo unos metros grita: ¡Vamoooooooosss!. Se me ponen los pelos de punta. Él sabe cuándo necesita un poco de ánimo y cuando va a empezar a darlo todo. Un grito más fuerte aún y vuelta al trabajo.

Las de llegadas de ambos fueron también diferentes. Rafa pudo apretar un poco en los últimos kilómetros y acortó un poco la distancia con Penbin, pero no lo suficiente. A su llegada, le tocó la cabeza a Penbin diciéndole algo así como: estate quietito anda… es la típica caricia en la cabeza con un poco más de fuerza de la cuenta, casi como para que toque el pecho con la barbilla.

En esta clasificación hay que aclarar que Rafa terminó por detrás del chino pero tras una penalización de 15 minutos, se colocó delante, al menos, sobre el papel. Las normas son para todo el mundo y el chino metió una silla dentro de la caseta. Claramente está prohibido pues no hay sillas para todos y se han de quedar en las zonas comunes. Así que por la mañana tocó aguantar una perreta del asiático (que no habla nada de inglés) y de su traductor con el director de carrera. Este se mantuvo firme y se remitió a las normas. Si las rompes, penalizas, y eso es LEY.

Cómo Ruymán ha hecho amistad con la mitad de los corredores, saluda a todos y cada uno de los que están en la caseta de llegada, menos al chino que desde que llega parece que se desconecta y se queda apagado.

Un detalle curioso de la llegada de Ruymán lo vemos en los pies, exactamente en sus tobillos. Sin darse cuenta, va rozándose un poco los tobillos con cada zancada que da. Es mínimo y no se da cuenta cuando corre, pero lo cierto es que las evidencias demuestran que puede llegar a gastar un calcetín e incluso hacerse una herida. Por suerte, en esta ocasión, las bolsas no están apareciendo. Cabe destacar que las bolsas en los pies son la principal causa de abandono de los corredores. Muchos de ellos sufren muchísimo con este tipo de “lesión”. Cuando se te hace una bolsa o varias en los pies, date por “muerto”. Es mucho dolor el que se soporta en cada paso. En una carrera tan larga es como una tortura.

 

¡¡¡Recuerda mandarle un mensaje de ánimo!!!! Es muy sencillo, basta con ir al link de abajo, poner tu nombre, el del corredor, su dorsal y tu mensaje.

– Dorsal: 377 Ruyman de Armas

Y siempre a través de este blog y de las cuentas de Facebook, twitter e Instagram de Forward tendrás la última información:

  • Facebook: @forwardss
  • Twitter: @fwd_ss
  • Instagram: fwd_ss